top of page
  • cidhpda

Boletín de prensa

NECESARIO CREAR UNA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD QUE AYUDE A GARANTIZAR LA VIDA DE ESTUDIANTES Y DE SUS DERECHOS HUMANOS

EL SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL EN MATERIA DE SALUD NO DEBE DE SER AFECTADA POR LA DELINCUENCIA ORGANIZADA


20 DE JULIO DE 2022

La Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHDPA) en voz de su comisionado presidente para América Latina y El Caribe, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez señaló una profunda preocupación de que el Gobierno Mexicano no esté garantizado los Derechos Humanos de miles de Estudiantes de Medicina en regiones del Territorio Nacional y que lamentablemente estén perdiendo la vida.

Señaló que el REGLAMENTO PARA LA PRESTACION DEL SERVICIO SOCIAL DE LOS ESTUDIANTES DE LAS INSTITUCIONES DE EDUCACION SUPERIOR EN LA REPUBLICA MEXICANA es obligatorio para todo estudiante universitario y debe contar con todas las condiciones de seguridad en los lugares donde se encuentren, para no ofertar plazas en sitios inseguros, no responsabilizar a los pasantes de la atención de la salud en las comunidades sin acompañamiento y atender oportunamente las quejas y denuncias.

Esto a raíz del asesinato del pasante de medicina de la Universidad Autónoma de Durango (UAD), Eric David Andrade Ramírez, quien el pasado viernes 15 de julio, alrededor de las 17:00 horas dentro del Hospital Integral de El Salto, Pueblo Nuevo, Durango, un hombre bajo los efectos de las drogas, le disparó varias veces en la cabeza.

Hecho que causó mayor indignación entre la sociedad civil y la comunidad médica, ya que tres días antes, un caso similar ocurrió en San Juanito, Bocoyna en Chihuahua, donde la doctora Masiel Mexía fue asesinada a balazos en la Sierra Tarahumara.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Médicos en formación hasta el 2018, había 633 denuncias de asesinatos de pasantes y otras 78 por agresiones físicas. Los Estados más peligrosos para ejercer dicha profesión son: Tijuana, Baja California, Ciudad Juárez, Chihuahua, León, Guanajuato, Cajeme, Sonora y Guadalajara, Jalisco.

Sucesos como este se han vuelto frecuentes para el gremio de médicos que se encuentran realizando su servicio social, quienes son enviados a lugares donde las condiciones de seguridad, y aquellas para realizar prácticas médicas no son las adecuadas.

Ya sean secuestros, persecuciones, camionetas incendiadas, amenazas de narcotraficantes, caminatas en la montaña de hasta un día, operar y sin energía eléctrica ni agua potable; reportes de manoseos, acoso y violaciones sexuales a mujeres, sicarios apuntando al personal médico mientras maniobra. Son experiencias que todos los días viven los médicos mexicanos que, por ley, realizan su servicio social y pasantía en zonas de alta marginación.

Por lo cual, la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHDPA), en voz de su comisionado para América Latina y El Caribe, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez exige al Gobierno de la 4T, así como a las autoridades de la entidad crear una estrategia de seguridad que ayude a garantizar la vida de estudiantes y de sus derechos humanos para brindar mayor protección a las personas que se dedican a la medicina y poner un alto a la violencia en el país.

3 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page